Sin categoría

De dónde vienen las buenas ideas – para la educación?

 

 

Ken Robisom destaca un aspecto que debemos reconocer como fundamental de cara a los entornos y metodologías educativas. Cuando recorre las causas que favorecen la aparición de buenas ideas centra su atención en un aspecto clave donde las ideas que tenemos necesitan de otras para complementarse y de esta forma crear algo mejor, algo innovador.
Sin dejar de lado, como comenta en el vídeo, que las ideas deben madurar y que tienen su momento para alcanzar su posibilidad de desarrollo,  estos planteamientos ponen un reto de cara a como enfrentamos los problemas y como educamos. Ciertamente la innovación en la educación vendrá de la mano de profesores, directivos, padres y sociedad en general, apasionados por la educación, que junten sus ideas para alcanzar nuevas propuesta pedagógicas y experiencias educativas que motiven a los alumnos en su proceso de aprendizaje.  Pero aunque consideremos esto clave y ciertas mejoras vía innovación mejoren los procesos en las aulas, hay algo que deberíamos plantearnos como fundamental y que tiene que ver con la colaboración de los alumnos en la solución de problemas que lleven al aprendizaje. Donde se les permita:
  • Desarrollar y poner en común sus ideas geniales.
  • Resolver los problemas con el aporte de la diversidad y conocimiento individuales que unidos terminan siendo una solución.
  • Conocer que la mejora continua, es un aspecto fundamental en la exigencia de calidad de las soluciones, evolución del aprendizaje y el esfuerzo por mejorar.
  • Tener en cuenta criterios como la sostenibilidad y la ecología fundamentales para su futuro.
  • Que las nuevas tecnologías sirvan también para integrar ideas, experiencias y aportes de otros pares por todo el mundo.
Todo ello aderezado con una fuerte carga de respeto y aceptación del otro como base fundamental para el desarrollo de todos.
Fabricar buenas ideas en educación es cosa de todos.
Fuente: 9-2012 –  Jesús M. Quirce – Blog  Innovación, Educación y Tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *